lunes, 25 de mayo de 2015

Diario III

Laura Makabrescu

"La vida de antes no es más que un recuerdo anestesiado 
y la de después se susurra como una promesa imposible."
Delphine De Vigan

Bajo la persiana con un golpe seco, observo la luz que se filtra por sus agujeros.
Me dirijo a la cama, 
siento un puño retorcerme el estómago
la sangre se hiela en mis venas
la palabra miedo azota mis oídos. 

Me agazapo en la cama, bajo las finas sábanas de mayo.
Click.
Mi mente chasquea, pienso automáticamente. 
Los recuerdos cogen carrerilla y se amontonan
en la cuenca de mis ojos.

Click, como si fuera la hija de Joan Didion y el miedo se llamara "Camuñas".

Se replega el agujero que tengo en el estómago
me aspira por dentro.

Un día tuve una aurora boreal ante mis ojos. 
Un día me quedé seca por dentro.
Y al otro volvieron las aguas.
Luego la aurora boreal cesó y tus cenizas colorearon el cielo.

La cama me absorbe y me mantiene dentro
mi "Camuñas" se asoma con ojos negros.
Yo cierro los míos.
Esto no es real. 



1 comentario:

  1. esa descripción del miedo, toda tú envuelta en sensaciones,en ese repliegue del estómago! qué preciosidad!

    ResponderEliminar